Importancia del entrenamiento de fuerza para la mejora del rendimiento

0
¡Díselo a tus amigos!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

(PARTE I)

Empezamos esta nueva entrada destacando la frase  de un reconocido investigador y preparador físico, el Dr Julio Tous : “La fuerza es la única cualidad física básica, expresándose a partir de ésta las demás”;  resumiéndolo  en el siguiente gráfico:

 

Ilustración 1: Propuesta de estructuración de las características físicas entorno a la fuerza muscular como capacidad física fundamental (Tous, J., 2007), fuente: G-SE.COM

Ilustración 1: Propuesta de estructuración de las características físicas entorno a la fuerza muscular como capacidad física fundamental (Tous, J., 2007), fuente: G-SE.COM

Por ello, a la hora de llevar a cabo nuestra planificación como árbitros de cara a una temporada, estaríamos realizándola de manera errónea si no incluimos en nuestros entrenamientos una parte de fuerza, en la que, entre otros muchos beneficios, destacamos los siguientes:

Mejora de la economía de carrera: (running econnomy, RE)  autores como Gonzalez Badillo, J. J.  define la economía de carrera como la energía que utiliza nuestro cuerpo (enviar oxígeno a los músculos para la contracción muscular) para correr a un determinado ritmo. En el entrenamiento de carrera a pie lo traducimos en  producir tiempos de contacto pie-suelo más corto; esto significa que el pie pasa menos tiempo en la fase de propulsión en el suelo.

-Mejora de la velocidad y aceleración: si nuestro sistema nervioso y muscular adquiere más fuerza, nuestro organismo necesita emplear menos cantidad de ésta para producir energía para la contracción muscular,  haciéndonos más eficientes y mejorando nuestro rendimiento.

Prevención de lesiones y desequilibrios musculares: la mayor parte de las lesiones se producen por sobrecarga  de entrenamiento y desequilibrios musculares; un ejemplo de ello es que cardiovascularmente podemos correr a un ritmo alto, pero nuestro sistema muscular nos lo limita, debido a que no tenemos la capacidad de desarrollar esa fuerza constantemente.

Por ello, debemos de dejar atrás la idea de que los objetivos de entrenar la fuerza son exclusivamente para la estética y ganancia de masa muscular, y comenzar a incluirlos en nuestros entrenamientos, para que nuestra preparación y mejora del rendimiento físico de cara a la temporada sea lo mejor posible.

No te pierdas las siguientes entradas donde indagaremos más sobre este campo; ¡te esperamos!

Grad. Daniel Sánchez Rodríguez

REFERENCIAS.

  1. TOUS, J. (2007). Entrenamiento de la fuerza en los deportes colectivos. Máster profesional en alto rendimiento en deportes de equipo. Mastercede. Barcelona.
  1. GONZÁLEZ BADILLO, J. J., RIBAS SERNA, J., (2002). Bases de la programación del entrenamiento de fuerza. Editorial Inde.

 

 

Comments are closed.